21/09/ 2013
125º Aniversario
Colegio La Salle Bilbao

125 años de historia y de misión. Evocaciones.

Conmemoramos hoy el comienzo de la rica, densa y fecunda historia del Colegio La Salle en Bilbao.  
Al contemplarla desde la perspectiva de estos 125 años, se nos presenta como una realidad y un recuerdo entrañables y una aportación muy valiosa para la sociedad y la Iglesia de Bilbao.
En mi intervención evocaré únicamente algunos momentos de esta historia; destacaré sólo algunas pinceladas y colores de esta hermosa pintura que nosotros continuamos creando hoy.

El inicio

El 26 de febrero de 1878 llegaban a Madrid cuatro religiosos con un hábito hasta entonces desconocido: eran cuatro Hermanos de las Escuelas Cristianas franceses, llamados por Dª Ernestina Manuel de Villena para dirigir el Asilo del Sagrado Corazón para huérfanos.
Fue la primera Obra de La Salle en España. Siete años después, en 1885, ya había 22 Centros dirigidos por los Hermanos. Dos cercanos a Bilbao: en Isla y Castro Urdiales.

En aquel mismo año de 1885 D. Gabriel Mª de Ybarra y  Gutiérrez de Caviedes, impulsado por su hijo Fernando que había sido alumno de los Hermanos en Francia, inicia las gestiones para traer a los Hermanos y crear una escuela gratuita para que los niños y  los jóvenes de la Anteiglesia de Deusto pudieran gozar de la excelente educación humana y cristiana de las escuelas de aquellos Hermanos.
Deusto era entonces un pequeño pueblo. Estaba dejando de ser un entorno rural para acoger población que trabajaba en el puerto y en las industrias que estaban naciendo junto a la ría. La oferta era tentadora: financiación de la escuela asegurada, una casa en buenas condiciones, una acogida del pueblo muy favorable a la idea.

El 20 de agosto de 1887, tres Hermanos procedentes de Madrid llegan a Deusto. El edificio donde van a trabajar consta de tres clases, patio, jardín y la vivienda de los Hermanos. Era propiedad de la familia  Ybarra y había sido hospital durante la epidemia de cólera de 1885.
Lo que queda de aquella  casa es la parte baja del edificio donde hoy están la Comunidad de los Hermanos de Madariaga y la Asociación Elkarbanatuz.

El 19 de septiembre de 1887 comenzó la ESCUELA NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, con tres clases, 3 Hermanos y 185 chavales. Se inauguró el 15 de octubre de 1887, con la presencia de las autoridades de Deusto, la familia Ybarra y muchos habitantes de Deusto. El primer Director fue el Hermano Ernesto, de origen francés, que ejerció esta función durante diez años.
Al edificio inicial se le añadió pronto una hermosa capilla de estilo neogótico inglés dedicada a Nuestra Señora del Rosario; de aquí tomó el nombre la Escuela. Esta iglesia perduró hasta los años 90. Como recuerdo se ha conservado la parte inferior de su portada.

Pronto a la Escuela se le añadieron dos clases y una hermosa sala de dibujo donde se formaba a los alumnos como delineantes, que las empresas de la zona contrataban. El año 1900, se nombró el primer Director de nacionalidad española: el  Hermano Fausto Luis.

Una interesante anécdota de aquel primer año. En el periódico “El Noticiero Bilbaíno” del  día 29 de julio de 1888  se puede leer una noticia que elogia la calidad de la enseñanza de los Hermanos de aquella Escuela.
El 27 de julio, al finalizar el primer curso, la Escuela celebró un “examen público” de los alumnos ante los padres y autoridades pertinentes, entre ellas, su fundador D. Gabriel Mª de Ybarra. El periodista da fe del acontecimiento y resalta el asombro y la sorpresa que causó a los asistentes la preparación de aquellos niños; escribe:

 “No recordamos haber asistido nunca a acto análogo en que hayamos visto a niños contestar con la pericia y constante acierto con que los niños de todas las asignaturas contestaron a cuantas preguntas se hicieron a los de la escuela cristiana de Deusto”

Así comenzó la primera presencia del carisma y la misión de La Salle en Bilbao.

A lo largo de muchos años de su historia la Escuela Nª Sª del Rosario de Deusto fue gratuita. La vinculación de la familia Ybarra con la Escuela desde los primeros momentos ha continuado hasta nuestros días. Durante una época corrieron con los gastos de financiación y de obras. Cuando esa etapa pasó, ha mantenido su cercanía y su apoyo a través de la Fundación Escuela Nuestra Señora del Rosario.

La Escuela del Patronato de Iturribide

Una vez instalados los Hermanos en Deusto, se les pidió que, a partir del 19 de octubre de 1887, colaboraran en las clases nocturnas que en la calle Iturribide organizaba el Patronato de San Vicente de Paúl, cuyo presidente era D. Fernando de Ybarra, hijo del fundador de la escuela de Deusto. Por la tarde dos Hermanos se trasladaban a Iturribide y daban clases a un grupo de 150 obreros jóvenes durante dos horas.
El interés que suscitó su trabajo hizo que se planteara la creación de una escuela para niños, que empezó a funcionar en 1888 con una Comunidad independiente de la de Deusto.

Así nació una nueva presencia del carisma de La Salle en Bilbao, la Escuela del Patronato de Iturribide, primer fruto de la Escuela de Deusto. Se cerraría en 1974. En sus 86 años de existencia fue una obra lasaliana muy popular, una escuela entrañable y sumamente apreciada en Bilbao.

El Colegio Santiago Apóstol

A finales del siglo XIX nació el Colegio Santiago Apóstol que, a lo largo de la historia, terminará confluyendo en Deusto.  

En 1893, los Hermanos deciden abrir un colegio de pago en Bilbao, con internado incluido. Comenzó de forma modesta el 1 de septiembre de 1893 en dos pisos de la calle Marqués del Puerto, con 6 Hermanos, e impartía enseñanzas comerciales. Al final del curso los alumnos eran ya 130, de ellos 12 internos.  Tras diversas ubicaciones (en Rodríguez Arias, La Salve, Alameda Recalde, Algorta) en el curso 1910-1911 se asentó en su emplazamiento definitivo de la calle Licenciado Poza.  Al comenzar el curso 1910-1911 se implantó el Bachillerato, que se sumó  a los estudios de Primaria y Comerciales.  En aquel curso tenía 200 alumnos. Allí permaneció el Colegio hasta 1976.

Primeras décadas del siglo XX

El 1 de enero de 1925, tuvo lugar la anexión de Deusto al municipio de Bilbao. La escuela  de Deusto pasó a ser de titularidad municipal bilbaína.
Para aumentar sus posibilidades, en 1933, en medio de una situación social y política muy difícil e incierta, la familia Ybarra amplió la Escuela con un nuevo pabellón (que es el que actualmente está situado junto al Polideportivo).

En esta época de la historia hay que resaltar la relación que tuvo la Escuela con un Santo y una Beata: la Beata Rafaela de Ybarra y San Cirilo Beltrán.
La Beata Rafaela de Ybarra y Arámbarri, fallecida en 1900, fue hija del fundador de la escuela y una persona muy conocida en Bilbao por sus obras de caridad en aquel final del siglo XIX. Fundó el Instituto de las Hermanas de los Ángeles Custodios. Se ocupó de la Escuela de Deusto tras el fallecimiento de su padre y su marido. El Superior General de los Hermanos reconoció su dedicación otorgándole el nombramiento de Afiliada al Instituto de los Hermanos de La Salle.
San Cirilo Beltrán, Hermano de La Salle, fue un joven profesor de Deusto en 1909 cuando tenía 21 años. Años después, en 1934, murió mártir en Turón (Asturias), escuela de la que era Director.

Años difíciles

En los años 30 llegamos a una época turbulenta, que también afectó a los Centros de los Hermanos de La Salle en Bilbao, aunque no con tanta virulencia como en otras partes: proclamación de la República, guerra civil, posguerra.

Los Hermanos se vieron obligados a dejar el hábito religioso, vestir de seglar y llamarse el “Señor…” El estallido de la guerra puso la situación al rojo vivo. Los Centros educativos fueron incautados. La guerra supuso un período de inactividad escolar. 

El Colegio Santiago Apóstol vivió los momentos de mayor tensión y dificultad, aunque con rapidez se cedió el colegio como hospital. Los Hermanos tuvieron que salir del Colegio y alojarse en pensiones o casas amigas; alguno fue detenido.

La Escuela Nª Sª del Rosario de Deusto siguió impartiendo clases hasta enero de 1937. El 10 de febrero de 1937, los Hermanos tuvieron que dejar la Escuela y se trasladaron a vivir al chalet de Rochat, en la calle Botica Vieja. En octubre de 1937 se reiniciaron las tareas escolares.

Tras la guerra civil, comienza una nueva época. Fueron tiempos muy duros, tiempos de recuperación y de mucha carestía. Para escuelas como la de Deusto, que, para poder sostenerse, contaban exclusivamente con los fondos fundacionales, mantener la gratuidad total era una decisión muy arriesgada. No se podía esperar ninguna ayuda del Gobierno. Para hacer frente a esta realidad, en 1942, se vio conveniente revisar y actualizar el convenio entre los Hermanos de La Salle y la familia Ybarra.

Tricentenario Lasaliano

En el curso 1950-1951 se conmemoraron los Trescientos años del nacimiento de San Juan Bautista de La Salle.

Fue un gran acontecimiento en el Instituto de los Hermanos. Para celebrarlo se organizaron muchos actos religiosos, culturales y festivos a lo largo y ancho de toda la geografía lasaliana en el mundo.

También fue un gran acontecimiento en la villa de Bilbao. Tuvo especial relevancia la inauguración de la nueva Iglesia del Colegio Santiago Apóstol el 30 de abril de 1951. Con una capacidad para 2400 personas, se convirtió en el templo de mayor capacidad de la ciudad. El Hermano Superior General de La Salle asistió a los actos que se celebraron en Bilbao y a la inauguración de esta iglesia.

Las décadas de los 50 y los 60

Las décadas de los 50 y 60 fueron años de crecimiento y  desarrollo en los tres Centros de los Hermanos de La Salle en el Bilbao de aquellos tiempos.

La Escuela Nª Sª del Rosario de Deusto creció con un nuevo pabellón que unió el edificio antiguo con el que se había levantado en los años treinta. Se construyó para albergar las clases de Bachillerato Elemental y Superior, que se implantaron a petición de los padres. De este modo la Escuela quedará completada  con las enseñanzas de Primaria y de Bachillerato.

Pero esto planteó un tema delicado. Las clases de Bachillerato eran de pago, y esto ponía en cuestión la continuidad de las clases gratuitas, que venían siendo el eje fundamental del Centro y su objetivo fundacional desde el inicio. Para afrontar esta realidad, en 1954, se renovó y actualizó una vez más el convenio con la familia Ybarra. En este nuevo convenio se acuerda la continuidad de las clases gratuitas en Primaria hasta un número no menor de doscientos alumnos. En aquel  nuevo convenio la familia Ybarra transfirió a los Hermanos la administración y la gestión del centro, aunque conservó la propiedad del terreno y de los edificios.

Una época de crecimiento

En 1961 se inauguró el Salón de Actos del Colegio Santiago Apóstol, situado bajo la iglesia colegial. Tenía una capacidad de 1400 butacas. Durante años, su cine dominical, las conferencias, los conciertos y las obras teatrales que en él se representaron fueron un importante referente en la vida cultural del Bilbao de aquellos tiempos.

Fue una época de gran pujanza. En estas décadas tanto Deusto como Santiago Apóstol cuidaron intensamente e impulsaron todo el mundo de actividades religiosas, deportivas, culturales y artísticas.

  • Las Asociaciones de Antiguos Alumnos y de Padres de Familia tuvieron una gran vitalidad. Fueron la cuna de la que surgieron otro tipo de agrupaciones. Así, la Cofradía Penitencial del Apóstol Santiago, que  había ya nacido en Santiago Apóstol en 1948 y que todavía subsiste hoy, desligada del colegio.
  • En el terreno deportivo cabe destacar el gran desarrollo que adquirieron el baloncesto en Santiago Apóstol y del balonmano en Deusto.
  • En aquella época numerosos exalumnos de los tres Centros de los Hermanos en Bilbao siguieron el camino del sacerdocio o de la vida religiosa; muchos de ellos como Hermanos de La Salle. Algunos están hoy aquí en esta celebración.
  • En los años sesenta y setenta se realizó una fuerte tarea de promoción del euskera y de la cultura vasca. Entre otras realidades, de ahí nacerá en Deusto el grupo de danzas Bihotz Alai.
  • En el campo de las publicaciones colegiales merecen especial mención la “Memoria Escolar” y el “Enlace Colegial” del Colegio Santiago Apóstol. Sirvieron a la información colegial con precisión y fidelidad. Hoy constituyen un magnífico fondo documental que testimonia lo que fue la historia cotidiana del Colegio y su rica aportación a la cultura, a la Iglesia y a la sociedad en Bilbao.

Las décadas de los 70 y los 80

Los años 70 fueron  una época de importantes cambios en el sistema educativo y de renovación pedagógica en España, promovidos por Ley General de Educación de Villar Palasí de 1970.

Estos nuevos aires educativos marcaron también una nueva etapa en los Centros de los Hermanos de Bilbao. El Colegio de Deusto y su equipo de profesores se implicaron fuertemente en el movimiento de renovación pedagógica de la Educación Personalizada, que fue muy importante en aquellos años.

En los años setenta los Hermanos de La Salle se replantearon también el número y el volumen de sus obras. De ese replanteamiento surge una decisión, que no estuvo exenta de discusiones y polémica, y que tuvo gran trascendencia para entender lo que hoy es el Colegio La Salle de Bilbao.

Los Hermanos tomaron la decisión  de trasladar  el Colegio Santiago Apóstol a una nueva ubicación. Se desechó la opción de construir un nuevo colegio en Derio, en unos terrenos  que habían sido adquiridos por el Colegio Santiago Apóstol. Se optó trasladarlo a los terrenos de la finca de Barbarako, propiedad del Instituto de La Salle, anexa al Colegio de Deusto, fusionar los dos Colegios y potenciar así la presencia lasaliana en Deusto. El traslado y la fusión se realizaron entre los cursos escolares 1975-1976 y 1976-1977.

En adelante,  el Colegio quedará conformado por tres edificios: el antiguo edificio del Colegio de Deusto (Nª Sª del Rosario) y dos edificios de nueva planta  que albergarían la EGB y el BUP/COU respectivamente.

Los dos edificios nuevos fueron proyectados por los Sres. Ispizua, hijos de D. Pedro Ispizua, arquitecto bilbaíno de gran prestigio ligado al Colegio Santiago Apóstol. Fueron diseñados conforme a los criterios pedagógicos innovadores que establecía la Ley General de Educación de Villar Palasí.  En setiembre de 1975 se ocupó el nuevo edificio de EGB y en septiembre de 1976 el de BUP/COU.

En septiembre de 1976 el nuevo Colegio resultante tenía un total de 2080 alumnos. En este proceso de fusión no faltaron tensiones y problemas, pero pronto se fue encontrando un camino de futuro.

Para una organización más funcional, el nuevo colegio se desdobló en un Centro de EGB, al que posteriormente se añadió el Preescolar, que tomó el nombre de “La Salle-Nuestra Señora del Rosario”, y en otro de BUP/COU, denominado “La Salle-Santiago Apóstol”.

Con esta estructura organizativa se mantuvo el Centro hasta el curso 2002-2003. En este momento se adoptó la organización actual: un Centro único con el nombre de  Colegio La Salle-Bilbao, un Director General y tres Directores Académicos: Educación Infantil y Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. 

En 1979 se da un nuevo paso en la historia del Centro: el BUP/COU se hace mixto; los demás niveles educativos fueron siguiendo luego esta orientación.

Quiero resaltar otra realidad muy relevante que comenzó en estas décadas.  En 1979 inició su andadura la Comunidad Cristiana La Salle Bilbao. La forman personas de diversas edades relacionadas con el Colegio, que desean madurar su opción de fe en Jesús de Nazaret y su compromiso cristiano en el marco de una comunidad.
Nació como un grupo de referencia para los diversos grupos de profundización de la fe del Colegio y una opción de continuidad en el proceso de fe, tras la confirmación. Era un  marco en el que compartir la fe los agentes de pastoral del Colegio. Desde entonces sigue viva y activa.

Centenario del Colegio

El año 1987 se celebró el Centenario de la llegada de los Hermanos a Deusto; y, con ella, de la primera presencia lasaliana en lo que entonces era el Distrito de Bilbao.  

Los días 7 y 8 de diciembre tuvieron lugar las celebraciones más importantes con la presencia del Hermano Superior General, el Obispo de la Diócesis de Bilbao, el Diputado General y el Alcalde de Bilbao.

Con motivo de esta conmemoración el Hermano Superior General entregó a D. Emilio de Ybarra, Presidente de la Fundación desde 1974, el nombramiento de Afiliado al Instituto de los Hermanos de La Salle. El Alcalde de Bilbao entregó al Hermano Superior General un  Diploma de reconocimiento a la labor realizada por el Colegio en estos 100 años.  

Deustuko Erribera: 1987-1988

Para conmemorar el Centenario y darle continuidad, los Hermanos de La Salle decidieron  crear el Centro Educativo “Deustuko Erribera”, situado junto a la Parroquia de San Pablo en la Ribera de Deusto.

Su objetivo era la educación de adolescentes en riesgo o en situación de exclusión social. Se creó junto con CARITAS DIOCESANA, Comenzó a funcionar en el curso 1987-1988. Fue una nueva realidad de Misión Lasaliana que nació en Deusto para seguir haciendo realidad el carisma lasaliano en favor de los jóvenes necesitados en el Bilbao de los años 80.

Y en 1989 nació otro proyecto en favor de jóvenes y adultos necesitados en este Colegio La Salle de Deusto.  Se añadió  al Colegio una nueva realidad: la “Escuela Permanente de Adultos”, que daba cobertura a los cursos de Graduado Escolar iniciados con anterioridad. Desgraciadamente, varios años después, diversas circunstancias adversas llevaron a la desaparición de estas dos valiosas  aportaciones de Misión Lasaliana en Deusto.

Elkarbanatuz

En 1998 la Comunidad Cristiana La Salle de Bilbao celebró sus 25 años. Con esta ocasión decidió constituir la Asociación Elkarbanatuz para cooperar en la construcción de una sociedad de Vizcaya más justa y solidaria, desde una perspectiva cristiana. Así comenzó en Deusto un nuevo Proyecto de Misión Lasaliana.

Elkarbanatuz trabaja en diversos campos:

  • especial dedicación a las personas o familias en riesgo o en situación de exclusión social;
  • la sensibilización e intervención educativa;
  • la participación en iniciativas que tienen como objetivo la transformación de las estructuras sociales.

En sus quince años de existencia viene siendo una valiosa y reconocida aportación de La Salle en la sociedad de Bilbao y de Bizkaia. Forma parte de la Red de Obras La Salle que trabajan en el ámbito de la intervención social. Desde 2012 se ha integrado físicamente en el conjunto de edificios y realidades que forman lo que hoy es La Salle de Deusto.

Al servicio de las personas

A lo largo de estos años, el Colegio ha ido introduciendo  -con gran vitalidad y creatividad-  los cambios que las diferentes leyes educativas han exigido. Y lo ha hecho  apostando decididamente por los planteamientos de renovación pedagógica que los nuevos tiempos requerían.  

Estos cambios llevaron a transformaciones estructurales en el centro en 1996. De ellas surgió la configuración actual del Centro: el antiguo edificio de EGB (al que se añadió un piso), pasó a ser de Infantil y Primaria; el edificio de BUP/COU se transformó en la ESO;  y en el edificio más antiguo del colegio se situó el Bachillerato.

Quisiera destacar aquí algunos rasgos de identidad del Colegio, algunos “colores” característicos:

  • una sólida formación humana y cristiana,
  • una educación centrada en la persona y en los valores,
  • vitalidad,
  • dar respuesta a las necesidades que se han ido planteando en cada tiempo,
  • innovación, creatividad,
  • renovación pedagógica y metodológica.

Y estos son valores importantes de la vida del Colegio también en estas últimas décadas.

En este sentido quiero hacer notar que el Colegio La Salle de Bilbao ha sido un importante referente y un motor de innovación educativa para muchos Centros de La Salle en algunos campos que es de justica reconocer  entre estas evocaciones de la historia.  Entre ellos: la metodología de Txokos en Preescolar y en Educación Infantil y la introducción de los Programas de Innovación Educativa de La Salle.

La Salle hoy

La remodelación urbanística que la ciudad de Bilbao y todo el entorno de Deusto han vivido en los últimos años afectaron también al Colegio y a los terrenos de la Fundación Escuela Nª Sª del Rosario. De modo especial, la apertura del túnel por donde discurre el vial hacia Enekuri y el trazado de la avenida Madariaga.

El plan de remodelación urbanística de la zona exigió cambios importantes que, finalmente, repercutieron  en beneficio del Colegio. Señalaré dos:

1. En septiembre de 2004 se inauguró el Polideportivo colegial, una ilusión que había sido alimentada durante muchos años.

2. La apertura del aparcamiento que actualmente está delante del Colegio.

Una vez más en la historia del Colegio, estas mejoras fueron fruto  de una intensa colaboración entre la Fundación Escuela Nuestra Señora del Rosario y los Hermanos de La Salle. La Fundación se implicó en las negociaciones con el Ayuntamiento y la Diputación y empleó en el polideportivo una parte importante de la indemnización recibida por la remodelación urbanística.

Hacia el futuro

El carisma de La Salle y la misión lasaliana siguen hoy muy vivos en Deusto, con nuevas dimensiones, nuevas perspectivas y en un nuevo marco, muy diferente del de  aquellos tiempos fundacionales.

Aquella primera semilla, la escuela de los Hermanos de La Salle de 1887, nació como una de las muchas obras sociales que la Familia Ybarra ha promovido en Bizkaia a lo largo de su historia.  Hoy es un rico Proyecto de Misión Lasaliana, impulsado por un centenar de educadores lasalianos que lo asumen y se comprometen con él, al servicio de la sociedad y, de modo especial, de los  1278 alumnos y alumnas que hoy están en sus aulas,  y de sus familias.

El Señor de La Salle sonreiría confiado y satisfecho si se paseara hoy por nuestras aulas.

Las Comunidades de Hermanos de La Salle de Madariaga y de Santiago Apóstol,  la Comunidad Educativa del Colegio, la Comunidad Cristiana de Educadores, la Comunidad Cristiana La Salle Bilbao y Elkarbanatuz actualizan y hacen realidad hoy en Deusto el carisma de La Salle. 

Vivimos hoy nuestro compromiso con el Proyecto de Misión Lasaliana desde una dimensión que nos abre nuevas e infinitas posibilidades: el Colegio La Salle de Bilbao forma parte activa de la Red de Obras Educativas La Salle, que agrupa a todas las Obras Educativas de La Salle en el Distrito ARLEP de España y Portugal, unidos a las comunidades y obras lasalianas presentes en el mundo entero: más de un millón de lasalianos que viven, con fidelidad creativa, el proyecto que Dios encomendó al Señor de La Salle.

Juan José Brunet

125 aniversario en el periódico Bilbao

Documentos

 TitleOwnerCategoryModified DateSize 
125 años de historia y de misión. Evocaciones.Admin La Salle 26/09/201378,00 KBDownload