Las innovaciones lingüísticas pretenden formar lectores y escritores activos, bien entrenados y maduros: saben dar a cada tipo de texto la lectura que requiere, con una buena velocidad y, por supuesto, con una excelente comprensión. 

La Lectura Eficaz emplea unas técnicas de trabajo intelectual encaminadas a fomentar y desarrollar, de manera especial, aquellas capacidades que intervienen más directamente en el acto lector: atención, comprensión, intuición, velocidad, habilidad visual, memoria, anticipación, etc. 

Desarrollando estas capacidades, totalmente en la línea propuesta por la reforma educativa, estaremos facilitando, no sólo la lectura, sino todo el proceso global del aprendizaje. De este modo, la Lectura Eficaz sirve también para prevenir, en lo posible, el fracaso escolar que en buena medida se produce en edades iniciales por una falta de competencia lectora. 

Hasta el momento son varias las líneas de trabajo que se llevan a cabo: 

  • Proyecto Lector: articula la lectura en todas las etapas educativas 
  • Infantil y Educación Primaria: criterios y materiales de Lectura Eficaz para estas etapas 
  • Educación Primaria y Secundaria: Programa informático de Evaluación de la Lectura Eficaz, juegos de lectura y estrategias lectoras