Noticias

09

¡Ya tengo dos años!

¡Ya tengo dos años!

El próximo viernes 27 de enero a las 17. 30 contaremos con la presencia de Ana Mata, psicóloga, y Roberto Fernández de Pinedo, pediatra, para explicarnos la importancia del apego en las primeras etapas de la infancia relacionadas con el comienzo de la escolarización. Ellos nos resumen brevemente en qué consistirá esta charla que esperamos sea de vuestro interés.

Alrededor de los dos años se produce, en una mayoría de niños, un suceso que puede ser de gran impacto, tanto a nivel del propio niño como en el de su entorno familiar, cual es la llegada al mundo del colegio.

Es esperable que en muchos de ellos puedan aparecer actitudes y comportamientos relacionados con la denominada angustia de separación, consistente, por ejemplo, en un llanto desconsolado ante la ausencia de sus progenitores. Esta es un reacción normal de un niño ante ese tipo de sucesos, pero si la intensidad es exagerada o la persistencia es mayor de lo habitual, puede que haya algo que lo explique. Ese algo puede tener que ver con lo que ha pasado y con el tipo de relación mantenida con el niño desde que éste nació.

Desde los primeros momentos de la vida se da mucho valor a un concepto, la sincronía, que habla de la capacidad de los padres de captar y responder rápidamente a las demandas del bebé, que habitualmente lo serán en forma de llanto, bien por hambre, incomodidad o necesidad de contacto. Se dice que esta etapa es muy importante cubrirla bien, de modo que si, por lo que sea, una madre no puede o no sabe ser receptiva a su bebé, otra persona debería establecer una buena sincronía para asegurar un correcto desarrollo futuro.

Más adelante, hacia el año de vida, aparece el otro concepto vital para un futuro desarrollo emocional sano, que es el apego.

El apego se define como el vínculo afectivo que se forma entre dos personas, que aparece en la primera infancia, les une en la distancia y persiste en el tiempo. Pues bien, dependiendo de cómo hayamos interaccionado con el niño en las primeras etapas de la vida puede resultar que ese apego sea sano y saludable, al que se le denomina apego seguro, y que suele augurar un buen desarrollo en el área de las emociones. Pero en ocasiones (hasta en un 40%) este apego es de los denominados inseguros o desorganizados, que es signo claro de alerta de que pueda haber problemas futuros, generalmente de tipo conductual.

La charla que hemos titulado “YA TENGO DOS AÑOS” tratará de estos aspectos y de su innegable relación con situaciones que pueden ser conflictivas en esta etapa de la vida, como son la comida, el sueño o la conducta. Un cierto conocimiento de lo que es normal o menos normal en estas épocas, algo de gracia en el manejo de los sinsabores y adversidades que, sin duda, nos encontraremos durante la crianza y un mucho de sentido común, pueden ayudar a disfrutar de esa etapa irrepetible de la infancia.

 

| Categories: | View Count: (1503) | Return
0 ( 0 reviews)

Post a Comment

Suscribete

Name

Archivo Noticias